alimentos desestresantes

Alimentos desestresantes Leave a comment

El estrés es uno de los peores enemigos de la salud a nivel mundial. No lo experimentan solo las personas que son competitivas y exigentes consigo mismas, sino las que están muy apegadas al trabajo y/o soportan grandes cargas profesionales y laborales.

En el contexto en que estamos nos exige ser los mejores y nos traslada constantemente la necesidad de triunfar, y eso pone a los individuos en tensión.

Pero el exceso de estrés puede ser una bomba para el bienestar físico y emocional: aparición de dolores de cabeza o musculares, problemas de concentración o para descansar bien o, en el peor de los casos, problemas en el sistema cardiovascular o incluso adicciones.

De ahí la importancia de prevenir

La alimentación es nuestra aliada para todo, no solo para mantener la línea o para tener la energía necesaria. En este caso, también para combatir el estrés.

Batidos naturales

Optar por lo sano y natural tiene ventajas para la salud. En este caso, sugerimos el uso de leche, algunos de cuyos nutrientes indispensables ayudan a la relajación estomacal. En cuanto a frutas, el plátano es muy bueno para el sistema nervioso, por sus vitaminas del grupo B, A y C, sus minerales e hidratos de carbono de asimilación lenta, mejores para la relajación.

Nada mejor que completar la mezcla con semillas de chía, ricas en ácidos grasos omega 3, fibra y proteínas.

Ensalada de espinacas con quinoa

Minerales como el calcio, el potasio, el magnesio o el fósforo de las espinacas ayudan a reducir la hormona del estrés. Y la quinoa es fuente omega 3 y 6, la fibra, proteínas, vitaminas C y E o minerales. Un plato muy completo que se puede completar con una legumbre como el garbanzo, al que también se atribuyen propiedades desestresantes.

Alimentos antiestrés para niños:

A los niños también se les pueden dar alimentos antiestrés que se convierten en el mejor aliado para los padres. Hay épocas del año, como los inicios del verano, en que están especialmente excitados, y conviene tirar de algunos básicos en alimentación.

La naranja o las pasas son recomendables para buscar el efecto que se desea conseguir, y el formato zumo no suele fallar. Y, por sus propiedades, conviene combinarlas con semillas como el sésamo o la linaza.

Para no correr riesgos de que se no tomen el zumo por encontrar “trocitos” que no les gustan, lo ideal es hacerse con un molinillo multiusos, con el que se pueda triturar sal, pimienta, semillas, especias o hierbas con diferentes opciones de finura. También se puede optar por comprar directamente productos en polvo como la espirulina. Bastaré con muy poca cantidad que ni notará.

Por otro lado, frutos secos como las pipas o las almendras también pueden contribuir. Los más pequeños no suelen rechazar estos productos, menos si se presentan en forma de ricos snacks. Son más saludables que las tradicionales golosinas, con alto contenido en azúcar que será contraproducente para combatir su estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *