¿Qué son las Enzimas?

¿Qué son las Enzimas? Leave a comment

Las enzimas son moléculas proteicas que poseen diversas funciones dentro de las células, en los organismos. Por ejemplo, son las encargadas de descomponer, grasas y aminoácidos, copian información genética, intervienen en la transducción de señales (lo que ocurre cuando una molécula activa un receptor) o merman la acción de productos tóxicos.

 Tienen incluso la capacidad de producir movimiento y, en el caso de ciertas especies, como las luciérnagas, intervienen incluso en la producción de luz. Hasta ciertos virus pueden contener enzimas, que tienen un papel importante en la infección celular.

 De la variedad de tareas en las que están implicadas se extrae un funcionamiento muy preciso y a mucha velocidad, en el marco de reacciones químicas muy complejas. Se requiere también de mucha especialización, lo que da lugar a diferentes tipos de enzimas.

 Tipos de enzimas

 Las enzimas se clasifican según la función que tienen encomendada, y fue la Unión Internacional de Bioquímica y Biología Molecular la que desarrolló una nomenclatura específica para identificarlas y clasificarlas, con números que letras que definen su mecanismo de acción y su tipo.

 Entre los seis grandes tipos de enzimas, de entre las que se conocen en la actualidad, se pueden identificar las oxidorreductasas, que catalizan reacciones de oxidoreducción, con la colaboración de las coenzimas correspondientes. En este grupo encontramos a las deshidrogenasas.

 Otro gran tipo es el de las transferasas, caso de las glucosidapasas, cuya función es transferir grupos activos entre sustancias, como de una molécula a otra. Actúan en la conversión de sustancias químicas como los aminoácidos o los monosacáridos.

 Por su parte, las enzimas hidrolasas tienen un papel importante en la digestión, catalizando reacciones de hidrólisis. Es decir, favorecen la reacción química entre una molécula de agua y otra, lo que hace que se obtengan monómeros a partir de polímeros. Las lipasas, por ejemplo, forman parte de este grupo.

 Las liasas se ocupan de escindir átomos de carbono, oxígeno, azufre o nitrógeno para formar dobles enlaces, mientras que lasisomerasas cambian los isómeros funcionales de algunas moléculas para obtener formas isoméricas, para un desarrollo diferente. En este último grupo entran las epimerasas.

 Por último, las ligasas, en una función contraria a las liasas (que escinden) permiten que dos moléculas se unan, actuando especialmente sobre las de alto valor energético. Las carboxilasas se localizan en este grupo.

 Alimentos ricos en enzimas

 Una clasificación más práctica y menos técnica, clasifica a las enzimas en tres grupos.

 Las digestivas contribuyen a que el organismo aproveche todos los nutrientes presentes en los alimentos de la dieta, mientras quelas metabólicas ayudan a la eliminación de toxinas, a la obtención de energía gracias a procesos químicos o a la regeneración de células. Un tercer grupo sería el de las enzimas dietéticas o enzimas de los alimentos, que también intervienen en el proceso digestivo.

 Las enzimas están presentes en todos los seres vivos y, por lo tanto, una dieta sana contribuye a su buen funcionamiento. Eso sí, al perderse muchas de ellas en los procesos de cocinado, los vegetales crudos están especialmente recomendados. Sin embargo, una persona crudivegana, por ejemplo, puede presentar déficits de otra índole. Es posible que deba tomar ciertos suplementos, como lavitamina B12. (compra aquí)

 De hecho, el consumo de estos suplementos, con supervisión médica recomendada, no tiene que entrar en conflicto con los principios personales de cada cual. Hay batidos proteicos en polvo que, además, son una fuente de fibra, y que están recomendados no solo para deportistas, sino también para quienes sigan una dieta especial.

 El déficit en enzimas, por cuestiones como una enfermedad, afecta a la absorción de los nutrientes. Los especialistas también pueden recomendar, intentado contrarrestar este déficit, otros productos como la coenzima Q10(Compra Aquí) que aumenta los niveles de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *